la 1ª web sobre el Puli en español

Educación canina en positivo - Enseñar al perro a caminar junto al dueño -

Al ser un comportamiento dinámico, es decir, que se realiza mientras nos movemos, es más complicado de enseñar al perro, así que deberemos tener más paciencia y constancia para que lo aprenda. También tendremos en cuenta que en este ejercicio el perro debe ir muy conectado con el dueño por lo que genera más estrés en el perro, por lo que no haremos este ejercicio durante un espacio de tiempo largo.

Paso 1.

Con el perro alrededor nuestro y teniéndolo ya conectado con nosotros, pondremos el inductor en la mano izquierda y esta mano junto a nuestra pierna izquierda. De esa forma intentaremos que el perro vaya junto a nuestra pierna izquierda. Le iremos premiando mientras ande a nuestro lado.

Si con el perro suelto no lo conseguimos, ataremos al perro con su correa, una que no sea de estrangule, situaremos al perro a nuestra izquierda y pasaremos la correa por nuestra espalda, sujetando la correa con la mano derecha. Así realizaremos el ejercicio.

NO DAREMOS NINGUNA ORDEN AL PERRO

Paso 2.

Introduciremos una orden gestual con la mano, llevando en la mano el inductor y señalándonos la zona donde queremos que el perro se sitúe. Cuando el perro se ponga en la posición deseada y camine junto a nosotros premiaremos repetidamente unas cuantas veces, dejaremos de premiar si intenta coger el premio o se separa de nosotros.

Cuando el perro ya entienda el gesto, quitaremos de la mano el inductor, y solo haremos el gesto, premiaremos de vez en cuando mientras caminamos.

Paso 3.

Introduciremos una orden de voz, y una vez dada haremos la orden gestual que el perro ya ha aprendido anteriormente. No las haremos simultáneamente. Primero la orden de voz, luego el gesto. Premiaremos el comportamiento mientras camine a nuestro ritmo y pegado a la pierna. Iremos espaciando cada vez más el tiempo entre la orden de voz y la gestual.

Paso 4.

Daremos únicamente la orden de voz y premiaremos el comportamiento correcto. Iremos cambiando nuestro ritmo, alternando un ritmo muy bajo con un pequeño trote. También iremos cambiando nuestra dirección de movimiento.

Truco:

  • Mientras paseamos con nuestro perro en sus paseos diarios, premiaremos únicamente en la posición que buscamos, de esa forma el perro se acostumbra a recibir ahí los premios.

 

 





© www.hungarianpuli.es by www.saramet.com