la 1ª web sobre el Puli en español

Educación canina en positivo - Glosario de términos -

- Inductor: Será aquello que utilicemos para que el perro nos de el comportamiento que queremos. Una golosina, un juguete, etc. Para los comportamientos de obediencia, el inductor sera una golosina, ya que los juguetes elevan el estado de ansiedad del perro y eso no nos interesa. El premio debe tener las siguientes características:

    * Sabroso, sera algo que guste al perro

    * Pequeño, el perro deberá poder comérselo de un bocado, así no se entretiene con el premio y sigue atento a nosotros

    * Fácil de dar, tendremos que darle muchos y rápido, así que debe ser algo que nos resulte fácil cogerlo y darlo de uno en uno.

- Orden: Será aquello con lo que indiquemos al perro que queremos que haga algo, podrá ser un simple gesto, orden gestual, o una palabra, orden verbal. En cualquiera de los casos, deberá ser clara, sencilla y fácilmente diferenciable de otras órdenes que enseñemos al perro.

Aunque pueda parece al contrario, los perros aprenden mejor y recuerdan más fácilmente las órdenes gestuales, aunque tienen el inconveniente de que necesitamos que el perro nos vea para poder dársela.

Todo comportamiento lo comenzaremos a enseñar con una orden gestual antes de pasar a la verbal.

Las ordenes las daremos una sola vez, no la repetiremos, el perro debe aprender a responder con la primera orden.

 

- Timing: Es fundamental dar el premio en el momento exacto, justo en el momento en el que nos da el comportamiento que buscamos. Si lo hacemos en un momento incorrecto, fijara un comportamiento no deseado en el perro. Por ejemplo, si queremos que el perro se siente, le daremos el premio justo cuando se siente, si se lo damos cuando se esta levantando, el perro no fijara el seguir sentado, se sentara y se levantara, ya que eso es lo que le hemos premiado. A ese momento correcto es a lo que llamaremos timing y es fundamental, por lo que deberemos estar muy atentos al perro y premiar con un buen timing.

- Tiempo efectivo de trabajo: Sera el tiempo durante el cual podemos trabajar con nuestro perro de una manera efectiva. En función de la raza, la edad del perro, el entrenamiento que ya tiene el perro y muchas otras variantes como el lugar donde estemos, el número de perros, etc., nuestro perro podrá trabajar durante un determinado tiempo. Un cachorro no podemos ponerlo a trabajar una hora seguida, ya que pierde la concentración, el trabajo no es efectivo y además lo estresamos. Sin embargo un perro ya con una buena habituación al trabajo si podremos tenerlo un periodo de tiempo largo.

Es muy importante, el dar al perro periodos de descanso mientras trabajamos con él, tanto como el propio trabajo en sí. Es mejor muchos entrenamientos cortos, que uno largo.

- Conexión: Llamaremos así al hecho de llevar a nuestro perro pendiente de aquello que le pidamos. Un perro con una buena conexión estará pendiente de su guía sobre cualquier otra cosa que ocurra a su alrededor. Un perro sin trabajar la conexión se distraerá con cualquier estimulo que lo rodee, otro perro, gente, ruidos, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 





© www.hungarianpuli.es by www.saramet.com